lunes, 8 de abril de 2013

Papa Francisco, su carta astral

Esta es la carta astral del papa Francisco según su certificado de nacimiento.
Minutos después de su elección como papa, cuando aún no sabíamos su hora natal, escribí este semblante astrológico (que publicamos en la última página de la revista Tu Suerte de abril 2013, que ahora está en quioscos, donde también hay un especial de ocho páginas de investigación sobre cómo usaba el anterior papa, Benedicto XVI, la Astrología):

"Habemus papam. El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio acaba de ser elegido nuevo papa, y nosotros, que estamos a punto de entrar a imprenta con este número de Tu Suerte, hemos elaborado esta nota de urgencia para contarte qué dicen los astros del pontífice que sustituye a Benedicto XVI.

No sabemos aún su hora de nacimiento, pero la carta astral del nuevo papa Francisco, habla de una forma muy clara:
Sagitario, con una conjunción Sol-Júpiter, además, ha nacido para el éxito, la suerte o el poder. Ambicioso, paternalista y con un profundo sentimiento de autoridad, es la carta de un intelectual con un claro espíritu proselitista y evangelizador. Y ahí tiene un punto a favor para la importante tarea pendiente que tiene la Iglesia Católica en todo el mundo. Pero esa misma conjunción desvela que la necesidad de hacer las cosas a su manera.
En cierto modo, es un outsider, como claramente demuestra su Luna en Acuario, que le da una necesidad de contactar, de manera amistosa y desenfadada, con todo tipo de personas, sea cual sea su condición. Tiene una permanente necesidad de libertad, de no sentirse restringido e incluso de ser diferente a los demás, y sorprenderá queriendo romper protocolos establecidos o haciendo cosas fuera de lo común.
Esta misma Luna le da aspectos contradictorios y sorprendentes, especialmente al compararla con la conjunción anteriormente señalada: dogmático para ciertas cuestiones, será liberal en otras; ambicioso, pero estoico.
Es un hombre de extremos y paradojas: su conjunción Luna-Venus le dará un carácter de formas amables, suave, incluso con una gran timidez y necesidad de reclusión. Sin embargo, eso no merma sus profundas convicciones y, en muchos aspectos, su sentimiento de superioridad, como revela su conjunción Sol-Júpiter.
Sin embargo, con su cuadratura Sol-Neptuno podemos esperar algunas sorpresas que aparecerán más pronto que tarde: ¿habrá tenido apariciones o visiones de algún tipo, sueños premonitorios, será un estudioso de las profecías?
La actual e histórica concentración de planetas en el signo de Piscis, bajo la cual ha sido elegido papa en el cónclave de la Capilla Sixtina, se forma encima de su Saturno en Piscis –seguro que éste se revelará como un punto absolutamente dominante de su carta astral cuando tengamos su hora natal-. Esto significa que, para Bergoglio, ha supuesto un enorme sacrificio asumir su nuevo papel. En su yo más íntimo debe tener la sensación de estar atrapado, de sentirse prisionero de un deber, el que marcaba su propio destino".